Trombosis Hemorroidal

Mucha gente conoce las hemorroides y saben que no es nada agradable tener que tratar con ellas. Las almorranas hacen que tu vida sea muy dolorosa. Hay muchos tipos de hemorroides ,que la mayoría de la gente no es consciente. Sólo se sabe una cosa, que las hemorroides son enfermedades muy dolorosas, donde el paciente tiene que lidiar con la formación de la hemorroides y el dolor asociado. Una de los tipos de almorranas, del cual menos se habla, es el tipo de hemorroides llamada trombosada o trombosis hemorroidal. Las trombosis hemorroidal, es muy mala y dolorosa,  nadie quisiera tener que sufrir con ellas. Sin embargo, si piensas que las puedes tener entonces debes revisarte cuidadosamente, lo ideal es que vayas a tu medico para empezar un tratamiento.

Todo Acerca De Las Trombosis Hemorroidal

hemorroides trombosadas
tromobosis hemorroidal

Lo primero que debes saber es, que son las hemorroides trombosadas. Estas hemorroides tienen un coagulo dentro y por lo tanto son muy dolorosas. El significado real de la palabra trombosada es “adentro”. Generalmente estas hemorroides se forman en las venas del recto que están presentes justo debajo de la piel. También hay hemorroides trombosadas externas que se pueden ver y sentir fácilmente. Si era capaz de verlas, entonces te vas a dar cuenta de que pueden ser duros o suaves al contacto. Muchas veces podrás notar que el color de una almorrana trombosada va a ser azul, lo cual confirma de que se trata de una hemorroides trombosada externa. Si todavía no estás seguro, entonces te recomiendo que vayas a tu medico para que te examine.

Tratamientos

Lo malo de estos tipos de almorranas, es que son extremadamente dolorosas, en comparación con todos los demás tipos. Pero la buena noticia es que, no requieren ningún tipo de cirugía para su tratamiento. Debes tratar de no meterte mucho con ellas para que no inflamen mas. Muchas veces, estos tipos de hemorroides son tratadas sólo, tomando “baños calientes”. También puedes utilizar cremas que están disponibles para su tratamiento en farmacias. La sugerencia de la mayoría de los médicos, es que debes incluir más fibra a tu dieta para tratar una hemorroide trombosada. Ahora vamos a ver en detalle 3 consejos para tratar las hemorroides trombosadas

  1. Baño de asiento en agua caliente: Debe sentarse en una tina cubierta con agua caliente de tal forma que te cubras el ano y las piernas. El agua caliente va a aumentar la circulación de la sangre en la zona rectal, lo cual ayuda a curar la trombosis hemorroidal.  Este tipo de baño es muy común entre los pacientes que sufren de hemorroides trombosadas.
  2. Pomadas tópicas. Se pueden tratar las hemorroides trombosadas con cremas tópicas. Pero mucha veces, este procedimiento empeora mas la afección de lo que lo mejora. Estarse frotando la crema genera un rozamiento que causa irritación y esto empeora mas las cosas. Pero si es verdad, que para mucha gente, estas crema si son de ayuda, provocandoles un gran alivio.
  3. Ingerir suplementos. Hay varios suplementos que tiene ingredientes naturales que ayudan a mejorar la circulación. como por por ejemplo el Avatrol. Las almorranas se crean debido a la mala circulación, y la posterior irritación de los vasos sanguíneos en el área rectal.  Ayudando a mejorar la circulación, impediendo que esto ocurra, y es un de los mejores maneras de curar la trombosis hemorroidal.

Sin embargo, si las cosas antes mencionadas no dan resultado, entonces lo unico que resta por hacer para tratar este tipo de hemorroides es hacerse una cirugía. La cirugía, es la última opción que los médicos adoptan para sus pacientes, si todas las demás cosas fallan para tratar estas hemorroides. Sin embargo, no tienes que preocuparte o entrar en pánico en estos casos. Siempre que sientas, que tienes estos tipos de hemorroides, debe hablar directamente con tu médico.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *